4. El Sacrificio por Una Independencia

Publicado: septiembre 7, 2010 en Uncategorized

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este fue un gran paso en la historia de nuestro país, ya que significó la creación de la república del Perú y del término del virreinato español. Gracias a la independencia, se formó un estado independiente a la monarquía española. Este proceso lento culminó con la Batalla de Ayacucho.

Antecedentes

Las rebeliones datan desde la época en la que el Inca Atahualpa  fuese capturado por  Francisco Pizarro. Algunos sucesores de los incas trataron algunas veces retomar su país, volver a dirigir el imperio e instalar su nuevo gobierno. Algunos intentos ocurrieron inmediatamente después de la captura. Otros más tarde en los siglos XVII y XVIII.

Posteriormente, en relación con las reformas borbónicas se dan la revolución de Túpac Amaru II y las rebeliones de Tupac Catari en el Alto Perú. Entre la revuelta de José Gabriel Condorcanqui y la llegada del general José de San Martín al Perú, se producen otras revueltas como las de José Quiroga, Javier Mendoza, José Antonio Galán, Miguel Tovar, Felipe Velasco Túpac Inca Yupanqui, la conspiración del Cusco de José Gabriel Aguilar, Manuel Ubalde y Manuel Velarde Ampuero.

Otras rebeliones en el virreinato fueron:

  1. Azángaro, Carabaya, Cotabamba y Castrovirreyna.
  2. Protestas de Vicente M. Chimo Cápac.
  3. Protesta de los caciques de Paita.
  4. Rebelión de Cacma Condori y Orco Huaranca.
  5. Juan Vélez de Córdova.
  6. Juan Santos Atahualpa
  7. Revolución de Huarochirí.
  8. Movimiento de Quito.
  9. Movimiento de Sica sica.
  10. Movimiento de Pacajes.
  11. Protesta de La Libertad.
  12. Respuesta de los indios cusqueños.
  13. Movimiento de Huanuco.
  14. Movimiento en el Valle Sagrado.
  15. Movimiento en las alturas del Valle Sagrado.
  16. Movimiento de José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II, Inca Rey del Perú (Rebelión de Túpac Amaru II).

La revolución hispanoamericana

Las ideas de la independencia se vieron influenciadas gracias a la independencia de varios países, como la de Norteamérica en 1776 y Francia en 1789. Sin embargo, la principal causa fue la invasión de España por parte de Napoleón en 1808. Desde entonces los patriotas, denominados así por sus ideas liberales, recurrieron a las armas con el objeto de lograr la independencia de España.

Tacna y las expediciones argentinas del Alto Perú

Primera revuelta de Tacna

Los patriotas organizaron, en Tacna, un movimiento de carácter libertario contra el actual virrey, José Fernando de Abascal y Sousa. En el 20 de junio del año 1811, ocurre la batalla de Guaqui, en donde los patriotas, al mando de Francisco Antonio de Zela, asaltan los dos cuarteles militares realistas. El 25 de ese mismo mes, los patriotas sufren la derrota de las fuerzas realistas, ocasionando así el encarcelamiento de Zela.

Segunda revuelta de Tacna

Manuel Belgrano, general argentino, reorganizó sus tropas independentistas y, en 1812, enfrentó y venció a las tropas del general Pío Tristán, deteniendo así el avance realista sobre Tucumán. Un año más tarde, el general realista, Joaquín de la Pezuela, detendría el movimiento de Belgrano en octubre de 1813. Unos meses más tarde, en noviembre de 1813, los realistas tomaron nuevamente la plaza de armas de Tacna.

Rebelión del Cusco en 1814

En este año, se produce una gran rebelión que incluye y abarca a gran parte del virreinato peruano. Esta se inicia con la confrontación política entre el Cabildo constitucional, pro criollo, y la Real Audiencia del Cuzco, pro peninsular. En este enfrentamiento, surgió el liderazgo de los hermanos Angulo, quienes serían encarcelados a fines de 1813. En 1814 escapan y comienzan a controlar políticamente la ciudad del Cuzco. Ellos empiezan a tomar una postura militar y crean un ejército para cada de las tres secciones que ellos escogieron (Alto Perú, Huamanga y Arequipa- Puno).  En la Paz, se arma un ejército con 500 fusileros y 20 000 indios armados con piedras y hondas bajo el mando de Manuel Hurtado de Mendoza. En Huamanga se forma una fuerza con 800 fusileros, 18 cañones, 2 culebrinas y 500 indios. Por último, en Arequipa y Puno se forma un ejército con 500 fusileros, un regimiento de caballería y 5000 indios, todos dirigidos por el brigadier Mateo Pumacahua.

“El control del Cusco era fundamental por motivos ideológicos y de logística. Cusco, por múltiples motivos, tenía una fuerte influencia sobre el Alto Perú y, a su vez, el Alto Perú tenía una vinculación colonial administrativa con la ciudad de Buenos Aires, uno de los grandes centros revolucionarios de la década de 1810 en Sudamérica.” (Basadre: Historia de la República del Perú)

Ambos ejércitos, realista y patriota, se desplazaron por diversos parajes de los Andes, buscando un lugar aparente para el enfrentamiento final. Ambos generales se mostraban muy cautelosos. Hasta que el 10 de marzo de 1815, se encontraron en Puno, en la batalla de Umachir. Las tropas realistas triunfaron. Este triunfo se debió a varios factores, como el correcto equipamiento y mayor disciplina de las tropas. Esta batalla se cobró la vida de más de un millar de personas.

José de San Martín y la corriente libertadora del Sur

El general José de San Martín preparó el arribo al Perú ya que la liberación de su patria Argentina no estaría segura mientras el Perú no fuera independizado. El Virrey del Perú pudo organizar dos expediciones sobre la audiencia de Chile. La primera expedición durante el gobierno del Virrey Abascal admitió la reconquista de Chile en la batalla de Rancagua. Finalmente consigue la independencia de Chile, tras el cruce de los Andes y el triunfo de las armas patriotas en la Batalla de Chacabuco; el Virreinato del Perú  fue solicitado para la segunda expedición realista siendo destruida por Jose de San Martín en la batalla de Maipú con lo cual debilitó al Virreinato privándolo de sus mejores tropas. El General desarrolla su plan que tenía como finalidad invadir el Virreinato del Perú desde el pacífico Sur.

San Martín junto a O’Higgins logra organizar la expedición que liberaría Perú de la Corona Española y pasa al desembarco del general en la bahía de Pisco. Una vez desembarcado, dirigió un discurso y estableció, a sus tropas, un código para una mejor táctica durante la campaña que iba a iniciar. Los patriotas y realistas entran en primeras negaciones en lo que se ha denominado las Conferencias de Miraflores sin tener éxito.

Bibliografía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s